domingo, 3 de julio de 2016

Factura casera for export



Una fórmula con infinitas variantes

Con la fórmula que enseguida le daré podrá hacer tantas pero tantas piezas de factura riquísima y variada ¡que podrá convidar a todos sus vecinos o parientes!

Masa básica para factura

INGREDIENTES

ESPONJA

Levadura prensada, 50 gramos
Agua tibia, 1/3 de taza
Azúcar, 1 cucharadita
Harina, 1 cucharada

MASA

Azúcar, 1 y 1/2 cucharada
Sal, 1/2 cucharadita
Leche caliente, 1 taza
Manteca, 50 gramos
Ralladura de 1 limón
Harina, cantidad necesaria

VARIOS

Manteca blanda como pomada, 150 gramos
Almíbar a punto de hilo flojo, para pintar

PREPARACION

ESPONJA

1. Disuelva la levadura en el agua tibia junto con la cucharadita de azúcar y la cucharada de harina.
2. Bata con un tenedor hastía que en la superficie se formen globitos.
3. Tape y deje en sitio tibio hasta que fermente y todo se convierta en una espuma.

MASA

1. Agregue los 50 gramos de manteca a la leche caliente, revuelva hasta que se disuelva. Deje entibiar.
2. Ponga la leche tibia en un bol junto con la cucharada y 1/2 de azúcar, la sal, la ralladura de limón y la esponja de levadura.
3. Agreéuele de a poco, mientras bate con la mano abierta, 2 tazas y 1/2 de harina.
4. Vuelque el pegote sobre la mesa enharinada, levántela con ambas manos y estréllela contra la mesa con toda su bronca.
5. Cuando - a fuerza de golpes - la masa esté "lisita" y elástica y sus pobres hombros no puedan más, amásela incorporándole más harina (la suficiente para que no se pegotee a los dedos) pero siempre teniendo en cuenta que debe quedar una masa tierna.
6. Ponga la masa en un bol, tápela flojamente con una bolsa de polietileno y déjela descansar 20 minutos en la heladera. Leyó bien: ¡heladera!
7. Entonces retire la masa de la heladera y hagale los dobleces que a continuación explico:

AMASADO Y DOBLECES

1. Estire la masa sobre la mesa enharinada dándole forma rectangular y dejándola de un espesor de 1/2 cm.
2. Divida mentalmente el rectángulo en 3 partes y unte las partes 1 y 2 con 1/3 de la manteca blanda (50g).  ¡Mire los dibujitos, por favor!
3. Doble la parte 3, libre, sobre la parte 2; y, sobre esta, doble la parte 1. De tal modo, la manteca quedará totalmente cubierta por la masa y esta, a su vez, resultará "doblada en 3".
4. Una vez doblada en 3 la masa, girela 90 grados (¿que tal estamos en geometria?) con respecto a su ultima posición, de modo que los bordes abiertos queden hacia los costados.
5. Estire nuevamente la masa en forma rectangular, dejandola de 1/2 cm de espesor.
6. Unte los 2/3 de la masa con otros 50 gramos de manteca blanda y doblela en 3, como indicamos en el paso 3.
7. Haga girar la masa 90 grados, estirela y repita la operación anterior utilizando los 50 gramos de manteca restante.
8. Envuelva la masa flojamente dentro de una bolsa de polietileno o papel para cocinar o bolsa para freezer y olvidese de ella.
9. Luego de un estacionamiento minimo de 2 horas en la heladera, retire la masa por partes y haga con ella toda la fantasia de facturas que pueda imaginarse.

Medialunas

1. Estire una parte de masa en forma rectangular dejándola de 3 mm de espesor.
2. Corte en tiras del ancho que quiera hacer las medialunas.
3. Divida la tira en triangulos con un trazado en zigzag.
4. Unte cada triángulo con manteca o margarina.
5. Arróllelos comenzando desde la base hacia el vertice.
6. Arquee cada rollito para darle forma de medialunas, apoyelas algo espaciadas sobre placas untadas con manteca y presioneles bien las puntas.
7. Tape las medialunas con un polietileno o lienzo liviano y dejelas en un sitio tibio hasta que esten bien hinchaditas. 
8. Cocinelas en horno caliente hasta que esten bien doraditas.
9. Cuando las retire del horno, abrillántelas con almibar a punto de "hilo flojo".

ALMIBAR A PUNTO DE HILO FLOJO

Ponga en una cacerolita 1/2 taza de azucar y 1/2 taza de agua. Mezcle con cuchara de madera. Ponga a hervir sobre fuego fuerte (sin revolver) hasta que al tomar un poquito de almibar y presionarlo entre el pulgar y el indice, al querer separar un poquito los dedos, se forme un hilito que enseguida se corta.

ESPIRALES

Estire una porción de masa en forma rectangular, dejándola de 3 mm de espesor. 
1. Pintela con abundante manteca derretida.
2. Espolvoreela con abundante azucar mezclada con ralladura de limón.
3. Salpique el azucar con pasas de uva sin semilla.
4. Arrolle como si armara un pionono.
5. Corte en rodajas de 1 cm de grosor y acuestelas sobre placas enmantecadas. Dejelas leudar en sitio tibio. 
6. Cocine en horno caliente hasta dorar.
7. Retire y enfrie.
8. Chorree cada espiral, irregularmente, con glase real liviano o algun baño azucarado.

BAÑO AZUCARADO

Ponga en un bol 1 taza de azucar impalpable tamizada y agreguele de a poco agua hirviendo (por chorritos) mientras mezcla hasta obtener un baño espeso. Ablándelo con una porcion de clara batida a nieve (toda no... ¿eh? Solo un poco) hasta que tenga consistencia "para chorrear".


¡Gracias, Mabel!




sábado, 2 de julio de 2016

Torta de chocolate sin harina



INGREDIENTES

Chocolate, 150 gramos
Café fuerte (infusión), 3 cucharadas
Yemas, 4
Azúcar, ½ taza
Sal, un poquitito
Claras, 4
Cacao dulce (cualquier marca), para espolvorear
Crema Chantilly y frutillas o cerezas o mitades de nueces, o rulos de chocolate para decorar (o nada!)

PREPARACION
  1. Forre una placa con papel impermeable y úntela abundantemente con manteca.
  2. Bata ¼ de taza de azúcar con las 4 yemas, hasta que todo espese como sabayón.
  3. Derrita el chocolate con el café, revolviendo continuamente sobre fuego suave. Retire y enfríe.
  4. Una el chocolate derretido con el batido de yemas. Vuelva a batir para que se mezcle bien.
  5. Bata las claras con la sal, hasta que alcancen punto de nieve.
  6. Mezcle las claras con la preparación de chocolate. Una suavemente ambas preparaciones con movimientos envolventes.
  7. Vuelque la mezcla sobre la placa forrada con papel impermeable.
  8. Alise la mezcla suavemente con una espátula, dándole forma rectangular y un espesor parejo.
  9. Cocine en horno moderado unos 15 minutos. O hasta cuando al clavarle un palillo, éste salga sin adherencias.
  10. Apague el horno y deje la placa en horno apagado 15 minutos más.
  11. Retire la placa del horno, apóyela sobre una rejilla y déjela enfriar.
ARMADO
  1. Espolvoree la mesada con una capa generosa de cacao dulce.
  2. Levante la preparación que esté en la placa sosteniéndola del papel, e inviértala sobre la mesada espolvoreada con cacao.
  3. Retire cuidadosamente el papel.
  4. Recorte los costados en forma pareja (¿qué espera para comerse estos deliciosos desechos?)
  5. Divida la placa de masa en 5 tiras a lo largo, de igual ancho (si salen 4 ó 6 es lo mismo…)
  6. Levante con espátula (porque si no, puede quebrarse) una de las tiras de masa y apóyela en una fuente rectangular de tamaño apropiado (se trata de una torta larga y angosta).
  7. úntela con crema de chocolate.
  8. Levante con espátula otra tira y superpóngala sobre la capa de crema.
  9. Tape con otra tira, unte con crema y siga así hasta que le quede una última tira.
  10. Tape la última capa de crema invirtiendo sobre ella la última tira, de modo que la parte espolvoreada con cacao quede hacia afuera.
  11. Termine de decorar la torta trazándole en el borde una guarda con crema Chantilly y rodeando la base con rulos de chocolate o frutillas o cerezas al marraschino y copitos de crema o… ¡¡¡Oh!!!
  12. Mantenga en la heladera hasta el momento de servir.

jueves, 30 de junio de 2016

Ajíes en conserva




Compre 1/2 kg de ajíes, frótelos con un lienzo húmedo y acomódelos en frascos esterilizados. Hierva en una olla 2 tazas de agua con 1/2 taza de sal. Vierta la salmuera hirviente sobre los ajíes y déjelos hasta el otro día. Luego escurra la salmuera y cubra los ajíes con 3/4 litro de vinagre blanco (previamente hervido con 3 hojas de laurel, 1 cucharadita de ají molido, una de orégano y otra de pimienta en grano. Ponga sobre los ajíes (dentro del frasco) un platito o disco de madera para que queden sumergidos. Tape y deje estacionar un mínimo de 15 días. Y si son morrones rojos o verdes, y gordos... prepárelos así: Quíteles cabito, semillas y nervaduras. Córtelos a lo largo en tiras anchas y póngalas en una olla. Agregue partes iguales de azúcar, aceite y vinagre, hasta cubrir apenas los morrones (comience con 1/2 taza de cada ingrediente y calcule el resto...). Hierva despacito hasta que los morrones estén tiernos y el almíbar espesito como miel liviana. Enváselos... ¡y apúrese a saborearlos con el próximo asado!